El Termohigrómetro es un instrumento para la medición de la temperatura y la humedad. Su funcionamiento básicamente consiste en sensores que miden la conductividad eléctrica a distintos niveles de temperatura y humedad.

Historia del Termohigrómetro

Este instrumento de medida ha tenido varias etapas de invención; la primera versión fue creada en 1480 por Leonardo Da Vinci. Posteriormente en el transcurso del tiempo muchas personas han participado en la evolución y modernización del dispositivo; Francesco Folli (1664), Johann Heinrich Lambert (1755) y John Frederic Daniel (1820).

Tipos de Termohigrómetros

Existen los Termohigrómetros del tipo analógico y Termohigrómetros digitales, sin embargo, en la actualidad, estos últimos; son mayormente utilizados debido a su alta precisión, diversidad funcional y relativa simplicidad de manejo.

En el mercado existen gran variedad de termohigrómetros digitales y cuya aplicación son igualmente diversa.

En este sentido encontramos equipos que permiten el almacenamiento prolongado de datos para su posterior extracción y análisis de los mismos. De igual manera encontramos equipos que poseen la memorización automática de valores máximos y mínimos, establecidos según la necesidad del usuario, contando en algunos casos con sistema de alarma cuando se exceda estos límites establecidos. Asimismo, cuentan con sensores que permiten medición interior y exterior.

Al mencionar la diversidad funcional de los Termohigrómetros nos referimos a que algunos modelos cuentan no sólo con la medición de temperatura y humedad; sino que adicionalmente son capaces de medir otros parámetros climáticos como punto de rocío; sensación térmica e incluso localizar la presencia de gases de combustión.

Aplicación 

Si bien la función principal del Termohigrómetro radica en medir las condiciones ambientales a través de la temperatura y la humedad; a fin de verificar que sean óptimas y adecuadas para las personas. Sin embargo, su función se extiende a diversas áreas como la industria agrícola y alimentaria; para preservar las condiciones de los alimentos en los casos que deben mantenerse y reservarse en un rango de temperatura. Asimismo, son dispositivos indispensables cuando se realizan estudios en exteriores o mediciones de campo, para lo cual existen en el mercado modelos de Termohigrómetro portátiles. Se puede decir también que el Termohigrómetro tiene incidencia en muchos otros sectores como la médica y hospitalario, industrial, electrónico, climatización y ventilación, archivos, bioquímica e investigación, monitoreo en construcciones, entre otras.